SmartH2O


  • Duración: 2014-2017
  • Organismo: Comisión Europea
  • Programa: FP7
  • Líder: Scuola universitaria professionale della Svizzera italiana (SUPSI)
  • Socios: Emivasa (SPA), Aguas de Valencia (SPA), Politecnico di Milano (ITA), The University of Manchester (UK), Universitat Politècnica de València (SPA), EIPCM (GER), SetMobile (RO), Moonsubmarine (UK), Thames Water (UK), Società Elettrica Sopracenerina (CH)

www.smarth2o-fp7.eu

Una plataforma TIC basada en computación social que promueve una gestión eficiente del consumo de agua

SmartH2O está desarrollando una plataforma TIC con el fin de realizar computación social y análisis de datos para, mediante la modelización de hábitos de consumo y el estudio de tarifas dinámicas, reducir el consumo doméstico de agua.

El proyecto pretende que los usuarios participen de forma proactiva en la gestión de la demanda, a través de herramientas de concienciación cooperativas y juegos persuasivos de reducción de consumo, entre otras estrategias. Los resultados del proyecto serán evaluados en los casos de estudio de Valencia y Locarno (Suiza).

Objetivos del proyecto

El proyecto SmartH2O dotará a operadores de agua, ayuntamientos y ciudadanos, de una plataforma para mejorar la gestión de la demanda de agua gracias a la integración de la telelectura (medición de consumos mediante contadores inteligentes) con la computación social, incluyendo el estudio de modelos avanzados de análisis de patrones de consumo.

La plataforma desarrollada permitirá diseñar, desarrollar e implementar mejores políticas para promover una reducción en el consumo de agua sin comprometer la calidad de vida de los ciudadanos, e incrementando la seguridad del recurso.

Para conseguir el objetivo general, el proyecto se marca otros objetivos específicos:

  • Comprender y modelizar el comportamiento actual de los consumidores de agua sobre la base de los consumos históricos y los recibidos en tiempo cuasi real.
  • Predecir cómo el comportamiento de los consumidores puede verse influenciado por diferentes políticas de gestión de la demanda, evaluando el impacto que tienen las campañas de concienciación, las herramientas socio-participativas, o las tarifas dinámicas.
  • Incrementar la concienciación de los consumidores para que valoren el agua como recurso y estimularlos para que reduzcan su consumo mediante herramientas innovadoras.